el secreto de los licuados

Hola mundo.

Una vez de cuando, estamos subiendo toda la familia al coche para ir a las compras. Salir del bosque y entrar a costco es extremo y muy divertido. A veces los niños llegan sin zapatos o sin lavar la cara y si, sin duda, se ve que somos algo diferente en el paisaje normal de este mega comercial.

Siempre tenia este deseo de vivir los dos mundos. Vivir en la naturaleza con baño seco, animales y hortaliza es increíble, sin embargo, el mundo moderno te ofrece internet, luz, acceso a los productos ricos en los megas súper mercados y mucho mas. Hoy día, gracias a la tecnología, se puede combinar los dos mundos estoy pensando, mientras empujo la carrito por el pasillo. No es fácil avanzar con el carito porque tengo dos changos (orlin y kimah) adentro  y Shamaim que ya es grande para entrar, solo se cuelga de lado. Astrid camina en lado de mi y la gente nos miran como caímos de otro planeta o algo.

Unos metros en frente de nosotros, esta un grupo de personas esperando para ver la mostración de una licuadora poderosa. Atrás la maquina esta un chico con micrófono explicando toda la maravilla de su licuadora. Esta echando adentro frutas y hojas verdes. Creo que son espinacas. De lado tiene una charola llena con vasitos de plástico, pronto se van a llenar con jugo delicioso gracias a esa licuadora poderosa. Ahora no estoy seguro si la gente está allá por la demostración o para tomar un jugo rico gratis. Veo como están inquietos, esperando al momento de servir. No creen, mis hijos ya están en la fila jajaja. Es la mercadotecnia estoy pensando.

Entre su explicación maravillosa, no para de mencionar que sanos vamos hacer tomando esos licuados que solo esa poderosa maquina puede hacer. ¿De verdad es sano? Algo no me cuadra con toda esa moda de los licuados. Jugos verdes en la mañana, licuados de proteínas y otros tipos de mezclas que encajan perfecto en la vida moderna. Rápido, nutritivo, llenos de vitaminas y sin ensuciar la cocina. 

Mis hijos gritan cómprala, cómprala. Pero no, mi intuición no para de susurrar en mi oído, diciéndome nop, eso no esta bien para tu salud mi querido Yaron.  Mi intuición y yo somos buenos amigos. Siempre lo escucho así que caminamos de allá para seguir la aventura costcotenia. 

Ese tema de los licuados no me dejo en paz. Todo el día estuve pensando y para la noche pude hacer el resume que justifica mi intuición.

Primero, la digestión empieza con masticar la comida. No para nada dicen mastica bien tu comida. Al masticar, la saliva mezcla con el alimento. Mientras estas masticando, el estomago tiene suficiente tiempo para preparar las enzimas correctas por lo que estas comiendo. Cuando estas tomando tu ensalada, el alimento llega si la saliva y el estomago no esta preparado para la digestión.

Segundo, al licuar esta cantidad de productos, estas presentando a tu estomago un tsunami de minerales y vitaminas. Para comer el mismos cantidad, necesitas bastante tiempo y las vitaminas y minerales llegan a tu estomago en cantidades mucho menores. No es que las vitaminas y minerales son dañinos, pero si se presentan y cantidades de cientos porcientos más de lo que nuestro estomagos están diseñados de absorber, si son dañinos. Si pongo en tu cabeza una manzana, no se te va a pasar nada, pero si voy hacer lo mismo con una tonelada probablemente se te va a aplastar aun la manzana es muy sana ¿verdad?

Tercero, al masticar la comida estamos activando y ejercitando los músculos y los huesos de la mandíbula. Es una actividad importante para la salud de la boca, dientes y mandíbula. Tomando un desayuno, simplemente nos hacen mas débiles. Igual como tomar el ascensor en lugar de usar las escaleras, algo que nadie va a pensar hacer. Creo.

El gran Rambam dijo, no todo que se puede comer es comida y el pequeño yaron puede añadir que no todo que se puede comer o tomar es comida

Si tanto te gusta los licuados, intenta de oler lo y esperar un minuto antes emborrachar. Eso se va a ayudar para que tu estomago se prepara las enzimas adecuadas. Luego, toma lo despacio, para tener olas pequeñas y no un tsunami de vitaminas y minerales. Después tomar el licuado, mastica un chicle por media hora para reforzar tu mandíbula, no es cierto, eso fue de broma jajaja. Son bien malos los chicles J

Hasta viernes Yaron. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.