Panografia

Hola mundo

No me gusta amasar con todo la mano, la harina con el agua, al principio es muy pegajosa, así que solo meto dos dedos, como se ve en la foto. Pongo los dedos rectos, fuertes y empiezo a girar igual como una batidora.


Ya que la harina chupó toda el agua y la masa se empieza a formar, meto las manos para amasar otros minutos hasta que está bien flexible.

Listo. ¡De aquí al horno!


Más fácil de eso no existe, hacer pan es muy divertido, pero más de nada es tan simple. Tira los ingredientes en un boul, mete dos dedos de batidora, dos manos para amasar y ya. Tienes el pan más rico, sano y espectacular que uno puede pedir. Quizás 15 minutos de trabajo en total. Sí, hay que reposarlo  como una hora y luego hornearlo, pero eso no cuenta como trabajo ¿verdad?

Cuando fuimos cazadores/recolectores hace algo más de 9000 años, todo el día fue atrás de conseguir comida, eso sí es trabajo. Colectar es más fácil relativamente, ahí están las papas o los elotes, no se corren como un venado ni se defienden con picos y colmillos. Es por eso que tenemos en el cuerpo dos mecanismos fabulosos. El mecanismo que te hace comer lo que hay en la naturaleza en abundancia y el mecanismo que te da ganas de arriesgar tu vida por una chuleta jugosa de cordero o una pierna ahumada de mamut, por ejemplo.

Vamos a decir que estás muerto de hambre y te doy arroz integral para comer, ¿a ver? Cuanto puedes comer? Después un plato vas a sentir que estas hasta el tope. Igual se te va a pasar con papas o manzanas o cualquier alimento natural de los recolectores. Eso es el mecanismo que tenemos para que no vamos a comer lo demás. Sin embargo, aún estas dispuesto de tirar el segundo plato de arroz integral a mi cara, vas a aceptar felizmente un postre ¿cierto? ¿Por? ¿Como puede ser que me dices estoy lleno y vas a tragar un postre enorme?

La respuesta está en el otro mecanismo. Para comer algo de grasa o una rica proteína, tuvimos como cazadores, poner mucha energía. Cuando conseguimos al fin la presa se activó el mecanismo de comer, lo más que se puede, porque no fue fácil conseguirlo y quien sabe cuándo pasará de nuevo. Es justo ese mecanismo que se activa cuando se presenta enfrente de nuestra nariz el postre. Los postres se representan para el cuerpo lo que antes tuvimos que cazar. Byebye el ya no puedo comer y bienvenida la gula.

Sé que lo que quieren de verdad es los ingredientes de mi famoso pan, otras unas palabras sobre la vendita gula y regresaremos al pan.

Hoy día, entras al supermercado y tienes todo en tu alcance, el cazar se transformó y cambio por los puestos del trabajo. Hoy estamos en la cacería del dinero que nos permite recolectar/cazar en el súper. es que no necesitamos más el mecanismo de la gula, no quiere decir que no está. Somos producto de docenas de miles de años. Los mecanismos que tenemos no se desaparecen tan rápido.

Si no estás consiente de tu cuerpo eres su esclavo. Hay que bonito frase caray. 

Por ejemplo: come cacahuates crudos y vas a ver que es imposible comer muchos. Con poco te empalagas. Pero si te doy cacahuates tostadas, saladas, vas a comer y comer y comer. Tu cuerpo va a pedir de tomar, para pasar lo que estas comiendo, más lejos en el sistema digestivo, así tienes lugar en tu pobre estómago para tragar más. La mayoría de la comida procesada, como esos cacahuates tostados, o los tipos de pan que se venden hoy en día, engañan a nuestro cuerpo.

Es por eso que en mi casa estamos haciendo desde siempre el pan que mis hijos lo llaman ¨pan de papá¨. Fue muy chistoso ver la cara de sorpresa de ellos cuando se enteraron que sus amigos no tienen pan de papá.  Todos tenemos que tenerlo, es tan fácil, rico y sano. Miren los ingredientes:

Un kilo de harina integral, Un puño de semillas de linaza molida – por el omega3 y mas Un puño de semillas de ajonjolí molido – por su calcio y mas Algo de chía sin moler – igual por omega3 y mas Poco azúcar Poca levadura poco sal que vamos a añadir solo cuando la masa ya está bien flexible, Agua.


En Los últimos 3 años, estoy dando clases de cómo hacer ese pan, si te interesa, escríbeme y te doy datos. En general se organiza grupo de 5-8 personas en una casa en donde el dueño es libre del costo. dura 3-4 horas. Cada alumno hace su pan, En los tiempos muertos estamos haciendo otros platillos sanos y deliciosos. Al fin estamos sentados al rededor de la mesa para disfrutar lo que cocinamos y horneamos.

No se preocupen, comemos el pan que yo hago para que cada uno lleva lo suyo completo a casa jajaja


Provecho Yaron 

Leave a Reply

Your email address will not be published.