plantanovela

Hola mundo

Esta semana fui testigo a un fenómeno que pasa todo el tiempo en el reino vegetal. Logré ver como se comunican y actúan. Los vegetales lo hacen todo el tiempo, pero es algo muy difícil de notar porque viven en un ritmo mucho mas lento del nuestro.

La ultima vez que lo vi fue hace unos años. En aquella época sembré arboles frutales en mi terreno. Entre ellos, un arbolito pequeño de limón. Solo que con el limón hice un error y lo sembré demasiado cerca a un árbol enorme y viejo. El viejito no le gusto de nada tener este bebe extranjero tan cerca. Aunque regué el limón y le di abono, sus hojas nuevas se pudrieron como si fueran hechos de mermelada. El limón es un árbol muy fuerte pensé, no aparecio ningún parasito, hongo o un tipo de enfermedad. Sabía que es el árbol grande que lo esta bulleando. Así batalló mi limón dos años sin poder crecer. Una vez dió flores, pero las frutas que empezaron a crecer se cayeron luego luego.

Intenté hablar con el viejito, que se deja el limón en paz, pero fue como hablar con un árbol. jajaja.

Un día noté que en las hojas del pobre limón y en su tronquito, se empezaron aparecer manchas negras. Eso fue demasiado. Entre al taller y afilé mi machete hasta llegar al punto que la pude usar para rasurar. Regresé al gran árbol y le di en su tronco, pero lo mas fuerte que mis 40 años de experiencia en artes marciales me permitieron. Resina empezó a gotear de su tronco como si fuera sangre. “si el limón se muere, tu muere con el” le dije y me fui.

En la misma semana el arbolito se regreso a su color natural. Cientos de hojitas verdes nuevas salieron en sus extremos. Dejé el machete clavado durante unos meses para tener bien claro el mensaje. Hoy el árbol de limón mide mas de dos metros, aunque todavía se caen sus frutas. maldito viejito.

el arbor de limón y el viejito

Hoy día existen libros e investigaciones que explican y descubren parte de los mecanismos que permiten la comunicación y la acción de entre las plantas. Arboles saben ayudar o luchar de entre ellos. Pueden reconocer sus familiares cercanos de entre los miembros en rededor y mucho mas. hoy día ya no me veo tan loco hablando de ese tema. Pero antes no fue así.

En mi adolescencia tuve la suerte para conocer una mujer extraordinaria que tenia un año menor que yo. Digo mujer porque ya cumplió 12 años cuando la conocí. fuimos novios por 7 años. ella, que descansa en paz, tuve una pación inexplicable a las plantas. Juntos construimos un vivero a pie de la carretera. Yo dedicaba a fabricar macetas de cerámica con el torno en el taller de mis papas y ella a clonar plantas con pedacitos que robamos de otros viveros. Este proyecto fue abandonado cuando entré al ejercito a mis diecisietes años. 

En esa época no existía el internet. Estudiamos la agricultura en la librería y con la experiencia. Trabajar con plantas y estar cerca a su mundo te da la oportunidad ver sus acciones, como se comunican. Como responden a la música, a la luna y mas. Solo que hace 40 años la gente si pensaron que soy loco 🙂 una vez de cuando pude ver pruebas a su inteligencia vegetal igual como me pasó en esta semana.

Lo que paso es que hace un mes mas o menos compramos varias plantas grandes que sus raíces estaban comprimidos con poca tierra en bolsas de plástico negro, saben, como se los venden en los viveros. La idea fue pasar los a una jardinera en la entrada de mi camión/cabaña. Solo que esa jardinera no existía, tenia que hacerla y me tardé. Las plantas estaban en estado de sobre vivir con sus raíces encondonados. Cada vez que sus hojas inclinaron así a la tierra, les dimos agua para que se despiertan. En la semana pasada al fin hice la jardinera y replantamos las plantas en su nuevo hogar. La jardinera no fue suficiente grande y una plata se quedo afuera, todavía en su bolsa negra.

Pasaron exacto dos días y las plantas en la jardinera respondieron en una manera increíble al nuevo espacio, a su rica, nutritiva y mojada tierra. En sus extremos empezaron a salir nuevas hojas, verdes y frescas. 

burst
dav

Lo que me dejo con la boca abierta, lo que me hizo recordar mi vivero y escribir este post es la pobre planta que se quedo afuera. Solo por estar en lado de la jardinería, cerca a sus amigos, empezó sacar hojas nuevas como si fuera en la jardinería con los otros.

Impresionante.

y no olviden

Hasta viernes Yaron. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.