dos cocodrilos y el secreto del viajero

Hola mundo

Este fin de semana salí con mi familia a un viaje pequeño. Fuimos a acampar a pie del río en un lugar que se llama “los manantiales”. Se llama así por sus borbollones que alimentan el rio a trevés de cascadas y albercas, partes naturales y partes hechas por humanos. Muy hermoso.

El lugar es súper seguro, tiene los servicios de sanitario, enchufes de luz, hasta cabañas y restaurante por si quieres. Nosotros abrimos casa de campaña, hamacas y fogata.

Aunque el lugar es grande y bien limpio, estamos en medio de la naturaleza, a lado de un río salvaje. No pasaron ni veinte minutos desde que llegamos y me encontré luchando con dos cocodrilos enormes a un lado del río. Gracias a mi preparación militar y mi brevedad, logré echar los al agua en pregunta de 15 minutos, como pueden ver en las fotos.

El post del hoy cierra un año de publicación. Un cumpleaños de mi blog. El viaje aquí a la naturaleza me ayuda mucho a pensar si tengo que seguir con eso. No es fácil escribir cada semana, aunque escribo poco. En mis 35 años como terapeuta, veo mucho dolor innecesario y se me rompe el alma, la idea de mi blog es contar mi viaje personal, la historia de mi vida, pero como está bien aburrida, la estoy adornado con secretos saludables, consejos de guía para ayudar a la mayoría abrir los ojos, ver la verdad que esta en frente de sus narices. Reconocer que la medicina está alrededor, que la vida es simple y fácil. Eso significa que cada vez tengo que escribir nuevos secretos importantes para mis cuentos.

Lo hago gratis y con amor. para mi, si una persona paró de fumar por mi post “como para de fumar” o si alguien cambio sus hábitos de alimentación, su perspectiva a la vida gracias a leer mis posts. Para mi todo valió. 

Durante este primer año, mandé mensajes personales desde el WhatsApp a la mayoría de mis contactos cada viernes, con el titulo del nuevo post y una salud para el fin de semana. Voy a seguir escribir mi viaje personal lleno con secretos saludables, pero ya no los voy a molestar con mensajes en viernes jajaja. Solo lo anunciaré en Facebook.

La gente me ven como si vivo una vida normal. Quiere decir, trabajo, familia, trabajo, fines de semana, trabajo, vacaciones, trabajo, netflix…  así como todos. Pero eso no es verdad. Hace 15 años (igual en marzo) salí de mi país a un viaje y viajero soy. 

Todos debemos que ser viajeros desde nacer. Eso no es posible porque el sistema necesita millones de esclavos para generar millones productos, los que nadie necesita. Por eso, se arrancan a los bebes del vientre de las mamás ,para llenar sus estomaguitos con la maldita fórmula. Luego los tiran a las escuelas para que como adultos se van a trabajar y abandonar sus hijos a las escuelas. Un patrón que se volvió normal. Todos compran coches, casas, celulares, comida procesada de los súpermer-caros, medicinas por la comida procesada, seguros por las medicinas y se mueren felices con sobre estrés que se deforma sus órganos bien a-patronados.

Durante mis primer 4 años en este mundo, la mayoría del tiempo estuve llorando, ni dormí por un minuto. Hoy se porqué. Los asesinos en batas blancas quisieron medicarme, pero gracias a mis divinos papás eso no pasó. Desde que nací y hasta edad de 4 años mas o menos, mis papas hicieron turnos en las noches para jugar conmigo. En edad de 3 años intentaron de poner me en el prescolar pero cuando se regresaron a recogerme, encontraron que estoy en el mismo lugar en donde me dejaron, en la misma posición, con charco bajo de mi por las lagrimas, después una semana decidieron no hacer lo mas.

El sistema es poderoso. poco a poco empece a dormir, cada vez mas. Al fin lograron poner mi pieza en el rompe cabeza, aun, fue como esas piezas que te pone forzadamente en el rompe cabeza porque ahí tiene que estar en tu opinión, no importa si se entra chueco. quien armó un rompe cabeza en su vida, sabe de que hablo ¿verdad?

como con la pieza forzada en el rompe cabeza, llega un momento en donde admite que no es su lugar. igual yo, en edad de 24 años brinque fuera del sistema. Fue un proceso. El primer evento fue cuando rompí mi contrato con el ejercito por la decisión de no seguir con la carrera militar. viajé a Tailandia sin saber por qué. Allá, por una enfermedad que me mandó Di-s, me internaron en hospital en un templo. cuando me recuperé, quede en el templo para estudiar la medicina tailandesa, algo que estoy practicando hasta hoy día.

Para mi es fácil recordar cada mañana que vivo en un viaje. Estoy fuera de mi país, mi tierra. Lejos de mi familia, amigos e infancia. Los paisajes del presente no encajan en las imágenes que están gravados en mi memoria. El idioma que sale de mi boca y entra a mis oídos no tiene la melodía materna. Los olores, sabores y colores todo es diferente. Ni hablar del clima. Además, afuera de mi casa me esperan 120 caballos en dos ruedas. Todo eso hace que no olvido ni por un segundo que soy viajero.

Ser viajero, es el secreto mas grande de todos, al fin es el sentido de la vida, explorar, cambiar, aprender, ayudar. Viajero para afuera te permite ser viajero para dentro.

¿Quieres terminar con el problema de sobre peso? ¿Con tus problemas de salud? ¿Con la depresión?¿ quieres encontrar tu paz interior? se viajero y te cura de todo, te prometo.

Me gusta romper patrones y me gusta publicar en domingo  Así que bonita semana mi querido mundo Y hasta el próximo dormingo.

Yaron.

Leave a Reply

Your email address will not be published.