el secreto del dolor

Hola mundo

Hay solo una profesión en donde se quita y pone la ropa mas que yo lo hago en mi día de trabajo. Doy mis terapias a domicilio, pero no puedo llevar la calle a la cama del paciente ¿verdad? Así que llego, me cambio, lavo bien mis manos, cara y listo.

En mi trabajo veo mucho dolor y esa semana estaba especialmente intensa.  Estoy acostumbrado. 32 dos años desde que me diplomé y 57 años de dolor propio jajaja, así que se puede decir que vi mucho, sin embargo, a veces me llegan casos que me expriman las mini glándulas en los ojos, como en esta semana, por ejemplo.

Estoy secando mis cachetes, pensando en esta semana y todo el dolor que vi, aun, esta vez, es por la cebolla que estoy cortando intensivamente, con mi cuchillo paradoxal (es un hacha china hecha en alemana:-). Cocinar es mi terapia, me relaja y me da tiempo de pensar en las cosas que pasan. Hoy vamos a cocinar un platillo mediterráneo, simple, completo y tan rico que tu lengua se te va a abrasar.

Yo se Bárbara, y otros que están esperando a escucha los dos otros niveles de alegría. Lo haremos un día, es que todavía no estamos listos para esa platica. Tenemos que aclarar el tema del dolor y otros temas antes.

Veo que la mayoría de la gente, se están mal interpreta el dolor. Lo ven como algo malo, algo que hay que quitar, lo mas rápido que se puede. Tenemos miedo del dolor. La razón que estamos actuando así es porque así nos enseñaron, pero la verdad es totalmente diferente. El dolor es parte de la vida, es nosotros mejor amigo. Nos sirve en 3 campos muy importantes.

Primero y lo mas obvio, el dolor te enseña que puede hace y que no. Tomar pastilla para bloquear el dolor es como apagar las luces del coche manejando en la noche.

Segundo, el dolor funciona como mecanismo de meditación. Intenta meditar sobre una flor por ejemplo, vas a ver que muy rápido tus pensamientos se empiezan a volar. Pasa un minuto y estas pensando en otras cosas. Pero cuando te duele el dedo pequeño de tu pierna, porque chocaste con la esquina de un mueble, este dedo esta en tu mente por horas ¿verdad? Concentrar en el lugar adolorido ayuda a curar, igual como cuando estas practicando en el piano, concentrando en tus dedos, poco a poco estas aprendiendo a tocar música.

La música del hoy es una combinación de cebolla garbanzo y berenjena. El guisado es vegetariano pero cualquier que lo prueba se jura que tiene carne. No se imaginan, que esta sensación, es por la berenjena, ni se adivinan de su existencia. Lo Prometo. Además, es tan fácil que vale la pena intentar.

En una olla ponemos el garbanzo que estaba remojando como explique en mi post numero 2, vamos a poner también 2-3 cebollas en cuadritos grandes y 2 berenjenas peladas y cortadas en cuadritos de tamaño de los cuadritos de la cebolla. Se cubre todo con agua, media taza de aceite de olive, sal, pimiento y algo de comino. Se deja a cocinar una hora y media hasta dos horas en fuego lento y listo: 

como platillo principal
en la olla
para acumoañar

Para entender el tercer propósito del dolor, hay que entrar al mundo de la numerología. Algo que no lo voy hacer aquí. Pero si, los voy a contar, que resulta que el dolor es como nosotros padre. El dolor nos acompaña en las tareas de la vida. El nos ayuda a encontrar el camino correcto. Como cualquier padre, a veces también el dolor se pasa. En esos casos extremos, si se puedo usar analgésicos, pero en general, la mayoría del tiempo el dolor es aguantable. Así que, por favor, aprenden amar el dolor, saber aceptar lo y usar lo para curar, para encontrar el camino.

Hasta viernes, Adolorido mundo.

Yaron. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.