Una semana sin celular

Normalmente empiezo escribir mi post semanal en el ultimo días de la semana. La razón oficial es que así, tengo la experiencia de la semana, lo que me da las ideas para mezclar los secretos saludables con mi vida. Al fin es un blog y no un articulo científico. Pero la verdad es que estoy escribiendo mis posts en los últimos días de las semanas simplemente por huevón jajaja. 

Esta semana si empecé a escribir en su principio. Desde sábado pasado, que mi celular se descompuso, sentí un alivio enorme. De repente ya no tuve este aparato pegado a mi, algo que uno tanto se acostumbra, hasta que el celular se vuelve como otro órgano en nuestro cuerpo. Es impresionante la cantidad de veces que tomas tu celular para ver mensajes, Facebook, noticias o simplemente la hora. Todo el tiempo esta en tu mente, que no se aplaste, que no se cae, que no lo olvides y que no te lo roban. Tanto sentí alivio de no tener el celular, que no corrí como loco para tener uno nuevo y cada día que paso sin el celular me recordó mas los primeros días después de que salí del ejercito. 

En el ejercito, te dan un arma personal cuando entras al servicio. Una metralleta como la M-16 por ejemplo. Una metralleta no es un juguete. Es gran responsabilidad. Si lo pierdes o si te lo roban es cárcel por varios años. entonces la cuidas muy bien y no la dejas sola nunca. Con el tiempo te acostumbras y cuando la entregas de regreso se siente un alivio enorme, igual como sentí esta semana sin el celular. Por eso decidí escribir el post de esta semana sobre este tema y lo empecé así:

Hola mundo.

La historia de esta semana empieza hace dos mil años mas o menos, cuando los romanos expulsaron mi pueblo de su tierra, Israel, y los mandaron a todas partes del mundo. 

De un lado, no fue tan mala idea. Dicen que somos como fertilizante orgánico. Si estamos en todo el mundo con pequeñas cantidades, el mundo se prospera bien pero cuando estamos todos amontonados, se huele mal jajaja. En una manera u otra, desde que nos expulsaron, los judíos instalaron cómodos en muchos países alrededor del globo, formaron parte de cada cultura. Nunca quejaron ni pidieron de regreso sus tierras y contribuyeron en ciencia, arte, medicina, tecnología y más de una manera importante para el desarrollo del mundo.

Una noche, hace 80 años mas o menos, llegó el demonio llamado Hitler, que nunca descansa en paz, con la decisión de eliminar todas las especias humanas inferiores para que su especie, la raza superior, se toma el control del mundo. Raza de personas altos y gueros. A sus seguidores no le importaba que el fue un chaparro de cabello oscuro y empezaron el holocausto, en donde se asesinaron 6 millón judíos en regaderas de gas y con otras técnicas masivas. Dejaron muy pocos con vida.

Después del holocausto, los representantes de los países del mundo (UN), se juntaron y votaron en una manera democrática al favor de formar un país para los judíos que quedaron, en un parte pequeño de su tierra original, que en esos tiempos estaba vacía e inhabitable. Un cachito de 30 km por 200km mas o menos.

¿Pues, que creen? Los vecinos: Egipto, Siria, Jordania, Líbano y otros países del grupo árabe no aceptaron esta decisión democrática aun forman parte del UN y en el día siguiente mandaron sus ejércitos para conquistar este pedacito de tierra, matar a los judíos que estaban allá, algo como menos de 200 mil hombres mujeres niños y viejos y tirar sus cuerpos al mar. Así literalmente lo declararon y siguen declarar ese deseo hasta hoy.

Aunque fueron cuatro ejércitos de países que tienen cientos de millones de habitantes en total, los israelís ganaron en la batalla. No solo que ganaron, también se ocuparon territorios que no fueron parte de lo que nos dieron con la decisión del UN. Esas tierras como el Golán, Gaza y Sinaí, tenían habitantes que con el tiempo se multiplicaron y se llaman los palestinos. Un termino que no existía antes. En total, con los territorios ocupados, Israel se extendió a lo largo de 600 km y un ancho de 50km en promedio, mas el desierto de Sinaí.

Desde esta famosa guerra en 1948 y hasta hoy día, tenemos con los vecinos un conflicto muy simple. Los dos lados dicen: queremos hacer paz, solo que con una pequeña diferencia. Los vecinos dicen: regresan los territorios ocupados que ustedes conquistaron cuando quisimos asesinarlos y luego haremos paz. Los israelís dicen: no no no, ustedes son bien cabrones y el mar esta muy cerca. mejor primero haremos paz y luego regresaremos lo territorios que ocupamos para tener mas seguridad.

Egipto fue el único país que firmó la paz con Israel. Los territorios del Egipto fueron entregados completamente. Los otros vecinos siguen con el sueño de los cuerpos flotando en el agua, algo que obliga a Israel tener un ejército fuerte y avanzado.

Para proteger el país, mujeres y hombres que cumplen 18 años entran al ejercito por un servicio militar voluntario de 3 años y se transforman de jóvenes estudiantes a soldados profesionales. La pluma se cambia con una metralleta por 3 años.

En este punto de mi post, pensé ligar esta historia con mi semana sin el celular, para mostrar como los celulares hoy día son las metralletas de mi época del ejercito. Enseñar como todos volvimos soldados profesionales del internet y hablar en el secreto de los apegos, pero algo extraordinario pasó justo cuando llegue a este parte, algo que me movió tanto hasta que, en lugar de seguir con el concurso original del post, les voy a contar:

Desde que salí del ejercito, hace 36 años, no tuve absolutamente ninguna comunicación con este parte de mi vida. Justo cuando terminé el primer parte del post, abrí mi Facebook en la computadora para descansar y veo una solicitud de amistad de un nombre conocido aunque no recordé quien es. Acepté la solicitud e inmediatamente recibo mensaje del hombre que fue mi segundo en el barco militar. Me dijo que ya es tiempo que están intentando localizarme. Que en septiembre estoy invitado a una fiesta muy especial. Se van a celebrar 40 años de la inauguración de mi barco. Toda la tripulación original en que la estriño y mas gente de los años de mi servicio están invitados y para todos es muy importante mi presencia porque yo fui el Chiff ingeniero de esta máquina.

Aparte, abrieron una página en Facebook en donde pusieron muchas fotos de esa época. Al ver las fotos me emocioné mucho, pero me emocioné mucho mas cuando vi las fotos del periódico mexicano “reforma” del año 2004. Entendí que Israel vendió este barco a México en este año y de hecho, en el mismo tiempo que yo llegue aquí, también llego mi barco.

Que loco

Creo que tengo que escribir sobre la lotería jajaja

Hasta la próxima, Yaron.

Ahhh casi olvidé, mi nuevo celular es contra agua, color azul de aguas profundas con característica militares jajajaja.

Leave a Reply

Your email address will not be published.