נעשה ונשמע. Hacer para escuchar y el secreto del oido.

Hola mundo,

Perdón por un post poco largo pero todo me pasó, al pie de la letra.

Se me tapó el oído. Así ligeramente de esas molestias como cuando te cambia la altura. A veces se pasa estoy pensando. Dos días después y mi oído se tapó totalmente, no pude oír casi nada. Ahora si me molestó mucho aunque no me dolía. Es muy raro escuchar solo con un lado. ¿Qué? ¿Qué? ¿Cómo? Así respondes cuando te hablan porque no escuchas bien.

Con suerte estuve de visita en la casa de mi amiga Sabina. Sabina es una gran sanadora. Docenas de años de estudios y experiencia en la doctrina oriental. Yo te lo voy a quitar me dijo cuando la conté de mi molestia.

La verdad es que ya estuve desesperado, entonces acosté en su cama mientras ella empezó a preparar sus agujas. Es la primera vez que me dejo a alguien que no es mi dentista, clavar agujas en mi cuerpo la estoy diciendo. Bueno, es la primera vez que dejo a alguien terapear me jajaja. 

Creo que fueron como 8 agujas en total. Instantemente sentí el buen efecto en las vías sanguíneas, un alivio general y pude jurar que también un alivio en el oído. Mañana vas a despertar como nuevo me dijo. Que bien pensé, porque mañana voy a estar muy lejos, de regreso a casa. 

En el día siguiente pasó algo extraordinario, lo que no me imaginaba que puede pasar. Sentí peor. Sentí como mi oído, aparte de estar hasta mas tapado, también esta lleno de agua. Algo muy irritante. En la noche se me empezó a doler, pude sentir el pulso de mi corazón en el oído y cuando cerraba mis ojos, vi como relámpagos de ese lado.

Y eso no me gustó nada.

El oído es un órgano fantástico. En hebreo la palabra oído significa equilibrio. Es porque el mecanismo de equilibrio está en el oído, conectado directo al cerebro en sus dos lados. Que sabios fueron nuestros ancestros, como lo sabían hace tantos miles de años es un misterio para mi.

Como el oído es un órgano muy delicado y complejo, con todo tu cerebro justo atrás de el, Esta protegido del mundo exterior atrás del laberinto de la oreja y con una sistema de lubricación y defensa contra bichos y bacterias. El vehículo de toda esa maravilla es la cera. Totalmente orgánica jajaja. La temperatura del cuerpo mantiene la cera liquida, permitiéndole salir para dejar espacio a una dosis nueva.

Si pasas muchas horas en agua demasiada caliente o demasiada fría, o simplemente si estas enfriando, la cera se puede congelar y generar mini tapón. De pronto llega al tapón una nueva dosis de cera que se congela también y el tapón ya no es tan mini. así es como empiezan la mayoría de las problemas del oídos especialmente con niños por tener el canal mas delgado. 

la cera que genera el cuerpo en el oído es perfecta. si se llega a ensuciar la oreja en la parte visible, se puede lavar como cualquier otro sucio, pero jamás intenta de clavar este palillo con algodón en tu oreja o del tu hijo para intentar “limpiar”. al hacer lo estas quitando la defensa y la lubricación, exponiendo tu oído a las bacterias.

Cuando el oído se tapa, usar gotitas basados de aceite pueden ayudar en este caso porque se caliente el tapón y lo derrite por ser liquido de la misma familia. Según Rambam el aceite de cannabis es lo mejor para el oído. Igual la acupuntura es muy poderosa para magnificar la circulación en esta zona y derretir el tapón.

Solo que mi propio tapón ya estaba adolescente cuando llegué con Sabina. El oído sigue generando cera que no tiene a donde ir. el presión del entorno sube y causa el efecto del “agua”, genera dolor y se puede estimular el nervio que llega del ojo.

En esta noche de los relámpagos empecé echar gotitas como buen niño. No solo gotitas. Mi pareja bien preocupada, compro unas “velas”, tubos largos de tela especial en parafina. Un lado de la vela es cono que entra a tu oreja y se prende el otro extremo. el fuego genera vacío que jala el liquido atrapado para romper el tapón. La escena es que estas acostado de lado con un popote prendido clavado en tu oreja. Muy surrealista como casi pueden ver:

Desde que empecé con las gotitas y la pirotécnica sentí mejor. La presión de entro del oído se bajo, aunque mi problema siguió. 

Pasaron otro 3 día sin oír y con “agua” en el oído tapado. Eso es muy raro estoy pensando. Seguro hay aquí un mensaje oculto del universo ¿no?

Recordé el cuento de la biblia, como el creador eligió su pueblo favorito. En el cuento, Di-s pregunta a los diferentes pueblos (conciencias) si están dispuestos de hacer y luego escuchar. Todos responden que no, primero escuchamos y luego hacemos señor Di-s. Solo el pueblo judío respondió: esta bien, eres el jefe, primero hacemos y luego escucharemos. así fue como Di-s eligió los judíos como su pueblo.

Para mi ser judío es un nivel espiritual. Un judío nace en este nivel, así dicen los rabinos y la ciencia lo comprueba, pero eso no llega con una póliza de seguro. Un judío puede perder su nivel en la vida por sus hechos y una persona que no nació judío lo puede ganar. Algo que está escrito claramente, la ciencia lo comprueba aunque los rabinos lo ignoran. Pero esa es un tema para otro post. Hoy quiero hablar del oído.

Hacer y escuchar, que mensaje tan claro. ¿Por qué no trato a mi mismo como si fuera un paciente? Inmediatamente fui a mi mochila por la moxa. En frente del espejo di una terapia a mi oído. 10 minutos después fue la primera ves en mas de una semana que mi oído se destapo. Que rico es poder oir de nuevo. 

la maravillosa moxa

El calor profundo que genera la moxa derritió el necio tapón y el oído se destapo.

hacer para escuchar.

Mañana es el gran día del ayuno, nos vemos en el otro lado.

Yaron.

Leave a Reply

Your email address will not be published.