El secreto del 5% y una mascota

hola mundo

A mi primer perro, lo nombré Blacky. pues, fue de color negro como pueden imaginar. Mi mamá lo lavó y lavó como una hora, con todos tipos de jabón que tuvimos en la casa, porque fue un perro callejero que encontré en mis 8- 9 años de edad, en el camino de regreso de la escuela.

El agua en la tina se volvió negra, aun, con toda mi sorpresa, el perro siguió negro también cuando ya estaba secó.

Mis papas no sabían que hacer con la criatura. Vivimos en el quinto piso de un edificio sin ascensor. Abajo, justo en frente del departamento, crecían miles de arboles de naranjas, un bosque completo hasta el campo de futbol municipal y mas allá. El campo de futbol estaba hundido en verde, como un kilometro de mi casa. Sin embargo, en los fines de semana, podía escuchar el silbato del juez. En esos días mi pueblo estaba tranquilo y verde, igual como significa su nombre – “jadera”.

Por eso, tuve mucha naturaleza para jugar con mi mascota, pero para mis papas fue una carga enorme por el espacio y también económicamente. Así que una semana después de la llegada del blacky, se desapareció. Regresé de la escuela y simplemente no estaba. Ya no recuerdo que fue la explicación. Sabía que mi papá lo llevo de regreso a su casa. A la calle. 

No pasaron dos días y mi Blacky estaba esperandome en las escaleras del edificio. En esta noche durmió conmigo en mi cama. Como lo sabía, fue la ultima vez que lo abrasé. En el día siguiente se desapareció de nuevo y nunca jamás se regresó.

Con los años, pasamos a vivir a una casa con jardín. Mis papas trajeron perros que volvieron los perros de mi mamá porque fue ella quien los cuidaba. Yo no regresé a conectar con una mascota hasta que Salí a un nuevo camino, en mi 31’s. de esta edad empecé a tener perros. Nunca los compré, siempre me llegaron. Normalmente tuve 3 perros a la vez, igual como hoy día. en donde viví, me llamaron el papa de los perros porque sabían que, si alguien quiere dar su perro de adopción, yo lo voy a recibir si puedo, o encontrar una casa por el. 

Una vez me trajeron un cachorro de la raza san Bernardo y otra vez un Xoloescuincle. El único Xolo en Israel llegó a mi casa, justo cuando empecé una nueva etapa en mi vida, una etapa que después unos años me llevo a México. ¿Coincidencia? mmmmmm.

Hay muchos tipos de mascotas. Desde serpientes hasta pájaros. Los estudios indican que personas con mascotas viven 5% mas en promedio. En la vida, lo importante no esta en la cantidad de años que viviste, sin no, en su calidad ¿verdad? Lo bonito de tener mascota es que se sube la cantidad por el calidad. No es que la mascota te inyecta una medicina que te hace vivir mas. Simplemente, vivir con una mascota te hace feliz, te da otro sentido a tu vida y así, por contento, vives mas.

De todas las mascotas, los mas famosas y comunes son gatos y perros. Los perros son unas criaturas muy especiales. Cuando el creador formó la esencia de cada animal, se presento esa esencia al primer humano. (el primer humano es un concepto espiritual. Refiere de la conciencia del humano antes de su existencia). El primer humano dió nombre a cada animal (en matrix/hebreo). Cada nombre contiene la descripción o la explicación si quieren, del animal nombrado. Gato por ejemplo (en hebreo) son dos palabras conectadas que significan ladrón y miedoso, Vaca significa fertilidad, perro significa todo corazón.

Todo corazón. Que manera impresionante de describir a este animal. Un animal que esta dispuesto de morir para salvar a su dueño, que se vuelve dócil si su amo es dócil y se vuelve agresivo por si su dueño es así. El perro es un compañero que te va a recibir con amor y besos, no importa a que hora regresas. Va a estar feliz y te va a seguir amando también si tu comes un corte de ribeye mientras le das croquetas secas. Los perros son capases de quedar leales y amar dueños que los amaran ó que los maltratan. Aun los aman. Cuando tienes perro como una mascota, nunca estas solo en la vida. 

Mi perra, Khali, muchas veces regresa, no se de en donde, con aguacate en su boca, para comerlo bajo de mi comedor, ensuciando toda la cocina. A veces, cuando les da la gana y cuando se encuentra uno grande, lo lleva con mucho cuidado para no lastimar la fruta con sus colmillos de la caperucita roja, y me lo entrega. Lo deja en el piso completo, intacto, y se va.

Khali en el jardin
también los gatos son especiales perrro es para otro post jajaja

Tener una mascota es un gran secreto para la salud del cuerpo y para la salud mental. El perro sin duda es el animal que cumple esta misión mejor de todos. Hay razas de perro, tanto, como tipos de personas. No para nada dicen que de atrás el perro y su dueño se ven igual. Se que no cada uno puede tener un perro. También poner en tu ventana un bebedero para el colibrí sirve. Verlos llegando a tomar, te puede cambiar el día.

El contacto con los animales pone tu sistema inmunológico al día (al menos si los come 🙂 y tu conciencia en contacto con la conciencia del universo. te llena con paz. Puede ser un perro o una pecera, vas a vivir más, y más contento.

Hace un año, justo cuando empecé nueva etapa en mi vida aquí en México, me llegó un perro israelí. Mmmmmm ¿coincidencia?

Chubi, el perro Israel

Hasta la próxima

Yaron.

Leave a Reply

Your email address will not be published.