Esclavos reyes y uno de los secretos del Sábado

Hola mundo,

En el post pasado puse una lista de consejos. En uno de esas estoy diciendo que tenemos que trabajar en lo máximo 20 a 30 horas por semana y me quedé preocupado.

Lo que pasa es que en México tenemos muchas palabras para definir una persona que no le gusta trabajar; flojo, huevón, haragán, perezoso, vago… sin ofender, probablemente así es porque es un fenómeno cultural. Imaginense los cientos de miles de personas que leen mi blog diariamente, si los huevones aplican mi consejo de trabajar solo 20 horas en la semana, el daño que se puede generar en la economía de México seria inmenso. Hasta me pueden culpar y demandar. Así que decidí aclara la tema antes de que sea tarde.

En hebreo tenemos dos palabras diferentes que significan trabajar. La primera (avoda – עבודה), está basada en la palabra esclavo y se usa por cualquier trabajo esclavizante. No importa si limpia trastes en un restaurante o si eres un gerente importante de un banco. En los dos casos eres esclavo de alguien. Es cierto que el gerente tiene unas ventajas sobre el lava trastes, pero al fin los dos son esclavos y para los dos se usa la misma palabra. Hay personas que son los dueños de sus negocios y no trabajan para nadie, sin embargo, igual son esclavos. Esclavos de dinero o de vicio del poder.

La segunda palabra que significa trabajar en hebreo (melajá – מלאכה) , esta basada en la palabra rey (reina para ser mas preciso) y se usa para trabajos creativos como hacen los artistas por ejemplo (aunque ganen dinero), trabajos de placer como mantener tu propio jardín, cocinar por gusto o coser vestido para tu hijo. También estudiar, hacer ejercicio o practicar a bailar es un trabajo que no se considera como el trabajo esclavizante.

No me entienden mal, ser flojo también es muy importante, de hecho, en la religión judía ser huevón una vez a la semana es uno de las cosas mas sagrados que existen, bueno, no lo dicen así, dicen que en sábado es prohibido hacer cualquier tipo de trabajo, pero al fin es lo mismo ¿verdad? Y llega a niveles absurdos. Por ejemplo, no se prende la luz en sábado. dejan prendido del día pasado porque prender luz es un tipo de trabajo. Por lo mismo no se manejan coches, no cocinan y de hecho no hacen nada aparte de disfrutar la vida al cien. 

Hace mas de veinte años hice un trabajo de arte para un rabino en el norte de Israel. Creo que fue un candelabro de vitral. Noté que su timbre en el portón funciona en una manera algo rara y lo mencioné. Tu timbre, lo dije, no funciona cuando lo toco, solo unos segundos después. Si, me respondió, es a propósito me explico. Tocar el timbre en sábado es un pecado porque se considera como un trabajo, entonces cuando tocas el botón y no pasa nada, no hiciste ningún trabajo y estas a salvo. Unos segundos después, el circuito electrónico que marcó en su memoria tu tocada, activa el timbre y todo bien. No pude aguantar y casi me caí al piso carcajeando de risa. Fue una gran persona este rabino, se sonrió conmigo mirando me como yo miro a mi gato después que hizo una travesura. 

Se oye chistoso todo este tema fanático de ser un huevon supremo una vez a la semana, sin embargo, el poder de este mecanismo es impresionante. Mas relajante y mas cuidado en hacer nada un día en la semana, mas fuerza tienes en los siguiente seis días para ser eficiente y productivo. En sábado uno acumula energía potencial que en la semana se vuelve energía cinética.

Los dos tipos de trabajos que mencioné son el ying y yang. Cuando D-os expulsó a Adam y Eva (ying y yang) del paraíso en donde no tenían que trabajar (sabado), se castigó a cada uno con su tipo de trabajo. Adam recibió “con tu sudor comerás pan” – el trabajo esclavizante y a Eva la dijo, con tristeza vas a parir – el trabajo emocional y creativo. luego amarró a los dos con las palabras; siempre vas a estar como envoltura de el y con eso formó el circulo perfecto que contiene a los dos – el famoso Ksil y Kimah (ying y yang).

Una vez a la semana tenemos que regresar al paraíso en la manera más completa posible como los ortodoxos aun se ve ridículo, para cargar la energía potencial igual como se carga una flecha en el arco. energía que nos va a servir como energía cinética que permite la flecha perforar los días hasta el sexto sin parar. En la semana tenemos que dar tiempo para Adam y Eva, por el ying y yang. Trabajar parte como esclavos y parte como reyes.

¿podemos todos vivir como reyes todo el tiempo? si, y lo haremos en el “siguiente mundo”. no es pregunta de cuanto dinero tienes si no, un cambio drástico de conciencia, un cambio en la estructura socioeconómica y más.

por el momento, como primer paso seria bueno aplicar 20-30 horas como esclavos y lo que queda como reyes. 

Hasta la próxima, Yaron.

Leave a Reply

Your email address will not be published.