El secreto de tu medula espinal

Hola mundo

De repente me recordé.

Me encantan esos momentos en donde cambia la conciencia del despierto a dormido. Este tiempo sin tiempo tan alucinante que nunca se puede atrapar. Una auto anestesia que cada ser vivo en este planeta aplica en el ciclo del día y noche.

Son muchos años que cuando me acuesto a dormir, estoy relajando mi cabeza sobre la almohada, cerrando mis ojos y esperando para que el sueño me secuestre. Pero en los últimos meses estoy durmiendo en un lugar que no me lo permite. De mi cama tengo una vista panorámica arriba del bosque. Puedo ver hasta el horizonte, las estrellas, la luna, las nubes como se mueven y los arboles respirando debajo de mi. Entonces cuando me acuesto a dormir ya no se cierran los ojos ¿verdad?

Así que de repente recordé; cuando era niño pequeño tampoco cerré mis ojos cuando me acostaron para dormir. En mis primeras memorias, estoy en la cama mirando los patrones que dibuja la lámpara en la pared o las venas en la madera que bordea mi cama. viendo en mi imaginación monstruos, princesas e inventando historias hasta que me duermo. 

Con los años, nos enseñan que para dormir hay que cerrar los ojos. Uno se decide que ya es tiempo de dormir, se mete en la cama, cierra sus ojos para provocar el sueño y despierta con alarma porque es la hora que hay que levantar. Se desayuna aunque no tiene hambre porque es tiempo para ir a trabajar, gimnasia o abandonar a los niños en una escuela y se aguanta porque esta en el trafico y no hay baño en el coche.

Toda esa actitud, desde cerrar los ojos para dormir y hasta la cagada aguantada, ni hablar de resto del día, genera un estrés que se acumula en nuestro cerebro primitivo que esta en la médula espinal. Este cerebro que es responsable a la mayoría de la funcionamiento automático del vehículo, en lugar de estar flotando, igual como su vecino el cerebro que esta flotando en el cráneo, se estira por el estrés. no solo que se para de flotar, también esta jalando todo el sistema nervioso central.

Eso mi querido mundo es la razón por inúmerables problemas de salud en nuestra cultura. las terapias orientales (como la terapia tailandesa por ejemplo:-) son tan eficientes porque están enfocadas en relajar el sistema nervioso central y regresar a ese principio de la medula, a flotar. 

Sin meter en ejemplos, solo el hecho que el mejor negocio del mundo hoy día es la industria de las medicinas y los hospitales, enseña que somos enfermos, pero grave. 

Si hay algo bueno con lo que esta pasando desde que se empezó la plandemia de la pandemia, es que tenemos la oportunidad de regresar a vivir como debemos. Veo como sufre la gente que intentan seguir con el ritmo pasado y veo como son felices la gente que se dejan a llevar.

Aquí esta una lista principal que te va a dejar llevar:

Compran menos, simplemente evita esas tiendas que están llenas de artículos que nadie necesita.

Trabaja menos, 20-30 horas en la semana por lo máximo.

Deja que las escuelas que se transformen en paz, convive con tus hijos, son tuyos y tu eres de ellos.

No vota, el mundo puede seguir girar sin políticos, te lo prometo.

no veas noticias o programas del “gobierno” o de compañías masivas. NUNCA.

si sientes mal empieza primero con homeopatía. no consume comida procesada, es suficiente el sol, el amor y la comida simple. mire a los animales (no a tu mascota).

Recuerda que hay que saber vivir y hay que saber morir, si, vas a morir un día y este día puede ser mañana. 

lee mi blog cada semana y no cierra tus ojos para dormir.

Hasta la próxima, Yaron.

Leave a Reply

Your email address will not be published.