Pastel de chocolate

Hola mundo,

Mañana hacemos pastel de chocolate prometí a mis hijos. Es verdad. No existe un pastel sano. Es una bomba de azúcar, harinas y grasa. Los pasteles no crecen en los arboles, es un producto artificial, una mezcla de elementos refinados y eso mi querido mundo, no puede ser sano.

Sin embargo, no solo que lo prometí, también lo estoy contando en el blog de los secretos saludables jajaja. Lo que pasa es que existen dos tipos de salud. La salud del cuerpo y la salud mental. Los dos son importantes, uno no supera al otro. Está escrito: “alma sana en cuerpo sano” una frase que nos enseña la relación psicosomático tan conocido en la psicología.

Conozco familias que los papas van al extremo y no dejan a sus criaturas ni probar lo que no es sano. Zero dulces, pasteles, bebidas que no son agua alcalina, nada de harinas y etcétera. Veo como se actúan esos niños cuando llegan a visitar sus amigos mortales y se me pellizca el corazón. 

El secreto saludable en ese tema esta escondido. no está en el alimento si no en la mente. El chiste es ser sincero con uno mismo. Saber que estamos pecando, que estamos haciendo bien para el alma a la cuenta del cuerpo y no cerrar los ojos. Dicen que la mejor dieta en el mundo es saber exacto los ingredientes de tu comida y como los prepararon. Por ejemplo, si vas a saber como se preparan las salchichas nunca jamás en tus vidas los vas a comer. (quise subir un documental de 4 minutos que enseña como se hacen las salchichas pero youtube se lo quito. voy a intentar ligar lo con el anuncio en facebook. si lo quieres ver comunica conmigo en whatsapp 5525635100)

Pero nosotros los humanos, como nos gusta mentir a nosotros mismos para sentir mejor ¿verdad? Miren esas fotos:

Los pollos que estamos comiendo no son felices. La población mundial de las gallinas es tres veces mas de los humanos y casi todos sufren vida miserable de 3-4 meses hasta que los matan.
Igual las pobres vacas. No hay una que sonríe en su vida, los prometo. 
 Lo único que las farmacias tienen con la madre tierra es mandar para allá sus clientes.

Lo que tienen todos en común es la mentira tan obvia que nos gusta aplicar para sentir bien con lo malo que estamos haciendo. No es solo un engaño de la mercadotecnia. Son mentiras que queremos oír, queremos creer simplemente para sentir mejor.

Desperté tempranito con la idea de tener el pastel listo para acompañar el té de hierbabuena del jardín que tanto le gustan tomar esos niños en las mañanas. Hacer pastel es rápido pensé tomando mi primer enorme café. Hace frio, el sol apenas empezó a pintar el horizonte. Puedo oír la sinfonía de los animales nocturnos en la obscuridad que nos cobija aquí en el bosque y recordé que no tengo idea como hacer un pastel de chocolate.

Abrí el celular rezando de tener buena señal y empecé a buscar recetas. Mi café ya se acabo, los animales nocturnos dejaron la naturaleza para los pájaros y las ardillas que competan quien grita mas fuerte. ¿yo? desesperado. Todavía leyendo recetas. Docenas de recetas y ni uno me conforme. 

Recuerdo que un día entré a Sanborns para comprar un puro. Fuimos invitados a la casa del tío. El le encanta los puros así que decidí regalar lo uno, pero no logré. Ahí, enfrente de la vitrina llena de puros vi las fotos terroríficas que se ponen. Gente entubados, dientes podridos, saben. simplemente no pude comprar el maldito puro y salí con la fiel botella de vino. 

Lo mismo me paso con las recetas. ¿Dos tazas de azúcar? Ni de loco. ¿un vaso de aceite? ¿ocho huevos? Quiero hacer pastel, no omelette de azúcar jajaja. Dejé el celular entendiendo que, si quiero tener un pastel de chocolate, tengo que inventar lo solo. Ya entendí el concepto de tantas recetas que leí, solo hay que modificar los para que sale menos dañino.

Por suerte logré. Sorprendente, se me salió tan bien que decidí compartir la receta con mi mundo:

350g harina blanca, de preferencia sin gluten. 2 huevos. 300ml leche. Quizá puse poco mas, tiene que ser algo suave la masa. Media taza medidora de azúcar. 4 cucharas cargadas de polvo de cacao de buena calidad. 200g mantequilla. 1 cucharita de vainilla. Pizca de sal. 2 cucharitas de polvo para hornear. y próxima vez algo de cardamomo.

El la batidora se pone todo lo seco y se mescla despacio. Añadimos la leche poco a poco con la mantequilla media derretida, vainilla y subimos poco la velocidad. Cuando esta bien mesclado, ponemos los huevos uno atrás otro y se sube la velocidad poco mas.

A hora solo hay que hornear lo 40-50 minutos en una charola bien engrasada y vuala.

No lo come mucho, es un pecado. 

Hasta la próxima, Yaron.

Leave a Reply

Your email address will not be published.